El calor y el adulto contemporáneo

Muchas cosas llegan con la edad.
Algunas buenas, otras no tanto pero ninguna tan contundente como el calor.

Share Button