Un test drive

Ir al autódromo, montarse en el nuevo Twin Cam y darle pata, ¡pero pata en serio! Eso sí es despertar al joven que todos los adultos contemporáneos llevan dentro.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *