Un test drive

Ir al autódromo, montarse en el nuevo Twin Cam y darle pata, ¡pero pata en serio! Eso sí es despertar al joven que todos los adultos contemporáneos llevan dentro.

Share Button